¿Qué crema me compro?

Es la pregunta que nos hacemos todos, cada vez que se nos termina nuestro cosmético.

Comprar una crema facial parece tarea fácil, pero antes de llevar a cabo esta misión, hay que tener en cuenta varios puntos

¿Qué quiero conseguir?

Cuando vamos comprar un cosmético, una de las ideas que hay que tener en la cabeza es: para que quieres la crema, que te gustaría conseguir con ella, como te gustaría ver tu piel o que desearías mejorar.

Con esta regla, te será mucho más fácil encontrar tu producto ideal y a explicar cuál es el producto que estás buscando.

Hay que tener en cuenta que el mundo de la cosmética es un sector muy extenso, existen muchas marcas en el mercado, cada una con su forma de actuar sobre la piel y cada marca tiene productos con un sinfín de acciones.

Con este consejo será más fácil realizar la búsqueda de tu producto ideal.

¿Qué tipo de piel tengo ?

El siguiente paso es saber qué necesidad tiene tu piel, qué tipo de piel tienes. Este punto es clave, porque a la hora de comprar un producto muchas veces nos dejamos influenciar por el consejo de tu mejor amiga o simplemente compramos la crema que una actriz famosa anuncia por la tele. Hay que tener estos detalles en cuenta, por que cada piel es diferente.

Para conseguir el resultado que esperas del producto importante conocer:

  • En que estado se encuentra la piel
  • El grosor de la piel
  • La tendencia de piel
  • La época del año

Por ese motivo, siempre es mejor acudir a un profesional que conozca la piel, como puede ser una tienda especializada en cosmética o preguntar a una esteticien de confianza.

¿Las cremas caras son mejores?

El precio no está 100% relacionado con la eficiacia. Hay otros factores más importantes que comprar una crema muy cara.

Para que un producto sea eficaz requiere aplicarlo de manera constante y que esté acompañado de una rutina de belleza

Otra de las razones del por que es importante buscar asesoramiento profesional para encontrar nuestro producto ideal, es debido a que para asegurar la eficacia del producto, hay que tener en cuenta la composición, que nos dará la información clave:

  • El tipo de principio activo
  • La cantidad de principio activo
  • La calidad y el origen
  • La tolerancia del principio activo y del resto de la composición

Asociadas a la composición del producto y su calidad, tendremos un precio de compra, pero hay que tener en cuenta que podemos encontrar productos eficaces en el mercado con rangos de precios desde 30€ hasta 200€.

A la hora de comprar una crema siempre es recomendable ir a centros especializados en cosmética y con extenso conocimiento de la piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *